El sector de la limpieza sumó 18.503 empleos en 2017 y ya supera los 350.000 trabajadores

La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) presenta su Anuario con los datos del sector en España

El sector de la limpieza sumó 18.503 empleos en 2017 y ya supera los 350.000 trabajadores

  • El número de empresas también aumenta (+208) y los análisis indican que 2018 será una prolongación de la tendencia de crecimiento del negocio del 1,9% al 2%
  • Las cifras de deuda de las administraciones públicas se reducen por cuarto año consecutivo, aunque el plazo de pago supera con mucho los 30 días
  • El absentismo de este sector es un 44% superior al del resto de sectores

 

Madrid, 7 de junio de 2018

El sector de la limpieza en España sumó un total de 18.503 trabajadores en 2017 y ya alcanza los 358.307 empleos, la mejor cifra de los últimos cinco años, según los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social presentados este jueves en rueda de prensa por la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel).

El presidente de esta patronal, Juan Díez de los Ríos, dio a conocer los últimos datos actualizados del sector, que representa a un total de 17.444 empresas en España, 208 más que en 2016. Por su cuenta, las empresas de Aspel emplean a 153.133 personas, lo que representa el 42,74% del total, y facturaron el pasado año más de 2.400 millones de euros.

Estos datos ponen de manifiesto que 2017 se ha caracterizado por un moderado crecimiento dada la favorable coyuntura económica, la tendencia positiva del Índice de Cifra de Negocios y el buen comportamiento de la actividad industrial y empresarial. Para el presidente de Aspel, “los análisis indican que 2018 será una prolongación de la tendencia de crecimiento del negocio sobre 1,9% al 2% para la limpieza”.

En opinión de Juan Díez de los Ríos, “el negocio está desplazándose, aún muy lentamente, de la clásica limpieza de oficinas a los servicios relacionados con el funcionamiento de los edificios, los denominados ‘Facility Services’”.

En este sentido, cabe destacar que los principales clientes del pasado 2017 fueron los organismos públicos, los centros docentes y hospitalarios y las grandes compañías de servicios e industriales.

 

BAJA LA MOROSIDAD

La deuda vencida de las administraciones públicas con las empresas de Aspel alcanzó los 394,5 millones de euros en 2017, lo que supone una disminución del 14,13% con respecto al año anterior. Sin embargo, tanto Estado, como comunidades autónomas y ayuntamientos siguen sin cumplir con el plazo de pago a proveedores y las compañías siguen esperando hasta tres meses para cobrar sus facturas.

Según los datos recogidos por Aspel, que calcula esta cifra a cierre del 31 de agosto del año objeto de estudio,  las comunidades autónomas, con una deuda de 205,9 millones de euros (-11,31%), son las administraciones que más deben. Los gobiernos regionales son los responsables de que las empresas del sector tengan que esperar hasta 78 días para ser retribuidas por los servicios que han prestado.

En el caso de las entidades locales, con una cifra de 118,8 millones de euros, son la única administración que incrementó el plazo de pago de su deuda (+6,7%), pasando de 82 a 86 días en el último año. Por su parte, el Estado, con una cifra de impago que asciende a 69,7 millones de euros, redujo su deuda a más de la mitad (-57,98%) e hizo frente a sus pagos en 62 días, 11 menos que en 2016.

ABSENTISMO

En los últimos ocho años, desde 2009 a 2017, la incidencia media mensual del absentismo en el sector de limpieza fue un 44% superior a la del total de sectores, sobre todo en el último ejercicio. A pesar de la recuperación económica iniciada en 2013, el porcentaje de trabajadores que no acudió ningún día del año al trabajo ha ido ascendiendo, desde los más de 14.000 de 2013 a los casi 23.000 de 2017, lo que supone un incremento del 62%.

Según el estudio que la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) ha elaborado para Aspel, se estima que en 2017 un total de 22.946 trabajadores, lo que equivale al 5,46% (más de 5 personas por cada 100) del personal del sector limpieza, no acudieron a su puesto de trabajo, frente a los 20.461 trabajadores del ejercicio 2016, lo que representa un 5,02% del total.

La duración media de las bajas por contingencias comunes fue de 54,29 días por proceso finalizado, frente a los 40,72 días del total de sectores. Asimismo, la incidencia media mensual de los procesos de baja para el sector de la limpieza se cifró en 31,25 casos por cada 1.000 trabajadores, siendo esta cifra superior en un 44,5% a la del total de sectores en el ejercicio 2017.

Por provincias y para las contingencias comunes que provocan el absentismo, el mayor número de incidencias del pasado 2017 tuvieron lugar en Toledo (45,02), Guadalajara (42,98) y Barcelona (40,96). Por lo que respecta a la duración, son León (103,90), Albacete (96,90) y Ourense (88,49) las zonas de España que han acumulado más días de absentismo.

Por días de la semana, el mayor número de procesos de absentismo comenzaron un lunes, con 43.531 casos, bajando a aproximadamente la mitad los viernes, y reduciéndose significativamente durante los fines de semana (4.400 en sábado y 2.879 los domingos).


<Ir a noticias